12.13.2006

El Plesiosaurio de las Nieves


…o de los hielos, mejor dicho. Eso es lo que encontraron un equipo de paleontólogos argentinos y estadounidenses en la Antártida en 2005: un ejemplar completo de un plesiosaurio juvenil. Pero… ¿qué tiene de especial este Plesio? Según parece, el animalillo está completo, y articulado en casi su totalidad. En el área estomacal, también increíblemente preservada, se encontraron numerosos gastrolitos.
Tal descubrimiento tuvo lugar en el cabo Lamb, al sudoeste de la isla Vega, cerca del extremo norte de la Península Antártica, y obligó a una arriesgada operación, debido a vientos huracanados y a temperaturas extremadamente bajas (obviamente). Tras aventuras para moverlo, en las que tuvo su papel un helicóptero de las Fuerzas Aéreas, el esqueleto fue trasladado al Museo de Dakota del Sur (EEUU) para su preparación y estudio.
Según parece, una erupción podría haber causado la muerte de nuestro plesio, ya que en el yacimiento se descubrieron numerosas capas de cenizas volcánicas con restos de vegetales carbonizados, intercalados en capas de areniscas marinas. Sea como fuere, demos gracias a esas cenizas por la preservación del bicho!
Podéis leer más acerca de este descubrimiento aquí o aquí.

(En la ilustración, un plesiosaurio de Doug Henderson)

3 comentarios:

Acinonyx dijo...

Interesante descubrimiento
¿cómo reistían estos animales las bajas temperaturas de esas aguas? según entendido aunque el clima era más cálido en el Mesozoico, los mares de la Antártida deberían de ser fríos, ¿no?

Pak dijo...

La verdad... no sé cuan frios serían esos mares...

Acinonyx dijo...

Hola!
Para conocer la temperatura en aquellos tiempos se han hecho dos intentos:

A partir de la relacion entre de los isotopos de oxigeno 16 y 18, calcularon que la temperatura media de 0 grados y un máximo de 8.

Por otro lado, otros han estimado la temperatura a partir de las plantas fosiles, con una media de 10 grados.

Espero servirte de ayuda.