8.15.2008

Paleohammer!

Este año se celebra el 25 aniversario del juego de Batallas fantásticas Warhammer. Se trata de un juego de estrategia, en el que ejércitos de miniaturas se enfrentan en batallas con gran despliegue de armas y magia. Elfos, Enanos, Hombres, No Muertos, Orcos… una lucha sin tregua!

Pues bien, el mundo de Warhammer no se libra de influencias paleontológicas. Si bien el Caos tiene su propio Mamut, y Rinocerontes lanudos sirven de montura a Ogros, el ejército paleontológico por excelencia son los Hombres Lagarto.

Se trata de la raza más antigua de este mundo fantástico, del que son guardianes. Comandados por los más poderosos hechiceros del mundo de Warhammer, los magos sacerdote Slann, los ejércitos de Hombres Lagarto son una fuerza temible que dormita en las selvas de la tierra de Lustria. Entre sus filas encontramos a los lentos pero brutales saurios, los rápidos y ágiles eslizones, y los también lentos pero muy poderosos kroxigores y demás bestias de guerra de ¿sangre fría?, como los Estegadones (Ceratopsios con mucha mala leche), Carnosaurios (Grandes Terópodos con más mala leche aún) y Terradones (Pterosaurios... también con mala leche, vale). Las monturas de este ejército son los mortíferos gélidos, una especie de Dromeosaurios que han variado mucho a lo largo de las diferentes ediciones del juego, y que en la actualidad han renovado su cara como monturas de los Elfos Oscuros (que consiguieron sus monturas en la tierra de Lustria, elvidentemiente).
Estos nuevos gélidos parecen pertenecer a un grupo cercanamente emparentado a los géneros Deinonychus y Utahraptor, como demuestran estas imágenes... con la característica ¿revertida? de una piel cubierta de escamas. Sea como sea... nadie querría encontrárselos por la noche!

3 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

interesante juego, me gustaron los muñecos aunque la relación con los elfos oscuros se me hizo un tanto rara

El Señor de los Animalillos dijo...

Jejejeje!! Q freak!!

Un juego bastante interesante, aunque prefiero las magic.

Fujur dijo...

nunca me acabé de aficionar... en el Warcraft, y mucho mejor, en el Starcraft... ya venían pintados! jeje