11.09.2009

Crónica del "Linaje de Emiliano"

Desde hace más de 30 años, muchos doctores terminaron su tesis a partir de una idea o del apoyo de Emiliano Aguirre. Con motivo de hacerle llegar este agradecimiento, el pasado sábado 7 de noviembre de 2009 nos reunimos en Dinópolis un variopinto grupo compuesto por sus "descendientes intelectuales": los que fuesen sus doctorandos, ahora doctores y catedráticos, los doctorandos de sus doctorandos, los doctorandos de los doctorandos de sus doctorandos...



La jornada empezó cuando uno a uno, o formando pequeños grupos, fuimos llegando a Dinópolis.  Paleomastólogos, primatólogos o dinosauriólogos nos fuimos acercando. Primero en el Museo, y más tarde en el Rocabar nos fuimos reuniendo, y mientras tomábamos algo nos poníamos al día. Luego, a eso de las 20.00 horas nos trasladamos hasta "el Último Minuto" donde nos hicimos la foto de familia y se descubrió la placa conmemorativa.



Y tras las fotos pertinentes, nos dirigimos a la Sala de Dinosaurios a tomar el cóctel de bienvenida.  Allí, junto al Tyrannosaurus rex, y alimentados a base de conversaciones, canapés y cervecita, el frío de aquel anochecer se disipó. Posteriormente, en la Sala del Mundo Acuático nos aguardaba la cena, acompañados por la mandíbula de Carcharodon megalodon o los esqueletos de Elasmosaurus y Archelon.



 La cena fue un éxito, y el posterior visionado de fotos, muy emotivo y entrañable. Incluso para los más jóvenes, quienes disfrutamos viendo fotos de nuestros jefes cuando tenían nuestra edad. Y en todos esos recuerdos, estaba presente la figura de Emiliano. Y es curioso, su descendencia intelectual ha sido muy variada. Allí nos reunimos gente que trabajamos en temas muy variados: homínidos, micromamíferos, cocodrilos, mamíferos miocénicos, dinosaurios, tortugas, y un largo etcétera. Todo un éxito, sin duda. ¡Gracias a todos los asistentes! ¡Y a Emiliano, por supuesto!

También podéis leer las crónicas de Nieves López y Godzillín.

1 comentario:

Manuel Hdez Fdez dijo...

Lástima que me lo tuviera que perder...

¡Si es que esto de la paternidad es un latazo!

La próxima que sea en Madrid... jeje