2.02.2010

La Paleontología es verde

Si, es verde. Primero, porque forma parte de las Ciencias Naturales. Tiene un pie en le Geología y otro en la Biología. Y en si mismo, otro pie. Así que digamos que la Paleontología es una especie de trípode: estudia algo propio (el registro fósil) a través de la geología y la biología. Pero además, es verde (y ahora es cuando todo el mundo se imagina un trípode verde). Porque a través del estudio del registro fósil somos capaces de ver la totalidad de la Biodiversidad que ha albergado este planeta. Y también lo frágil que es ésta. Cinco grandes extinciones casi nos mandan al otro barrio. Y ahora el hombre se empeña en ser la causa de la sexta. Nunca acabaremos con la Vida. No, es demasiado grande. Se nos escapa, no somos tan poderosos. Sin embargo, lo que si que somos es inconscientes. Porque podríamos usar esta maravillosa y superior inteligencia para darnos cuenta de la responsabilidad que conlleva, pero elegimos creernos los reyes del mambo.

Este año 2010 es el Año Internacional de la Biodiversidad. Y la Paleontología tiene mucho que decir al respecto, puesto que la mayor diversidad está en el registro fósil. Y gracias a él podemos observar los ecosistemas de hae miles, millones, o cientos de millones de años.

Y en esta linea, permitidme que os haga un "copypaste" del "Decálogo de los Blogs Verdes", a cuyo manifiesto se une este paleofrikiblog, esperando que alguna vez sirva para que alguien se conciencie.

Decálogo de los Blogs Verdes

1. El medio ambiente se deteriora por la acción del hombre. Es necesario concienciar a la humanidad de que sus acciones van a traer consecuencias para bien o para mal en nuestro planeta. Es responsabilidad nuestra realizar las acciones necesarias para preservar nuestro entorno y nuestra naturaleza.

2. El medio ambiente se contamina por la polución atmosférica producida por los gases de los vehículos, industriales, personas particulares, basuras en las calles y carreteras y quemar residuos. Es necesario dar un ejemplo de responsabilidad.

3. Los ruidos molestos, producidos por el desmedido tránsito de vehículos, las sirenas y alarmas, bocinas de automóviles, camiones y buses, música elevada, obras… provocan una grave contaminación acústica la cual causa enfermedades psíquicas y alteraciones nerviosas en parte importante de la población, sin contar con el daño que produce en la capacidad auditiva de los niños. Los ecologistas debieran ser los principales cruzados en contra de este tipo de contaminación y abstenerse de incurrir ellos mismos en tales errores.

4. La desconsideración en el lenguaje y los actos agresivos son motivo de serias alteraciones en la mente de las personas. Los ecologistas deben preocuparse de no promover situaciones que afecten la salud de la población en ninguna de sus formas.

5. Los ecologistas luchan por establecer un equilibrio en la sociedad, y por lo tanto, deben ser los primeros en demostrar que no se puede conseguir tal cosa con actitudes violentas o con la promoción de políticas injustas, arbitrarias y no fundamentadas científica ni técnicamente, sin medir las consecuencias de los caminos propuestos. La injusticia y la arbitrariedad son factores absolutos del desequilibrio social y a ello no debieran prestarse los ecologistas.

6. La defensa de los derechos de las personas no puede estar ajena a entender que la vigencia de tales prerrogativas supone el acatamiento a los deberes que todos y cada uno deben cumplir con los demás y con la sociedad en su conjunto. Este precepto debiera ser la principal consigna del ecologismo militante.

7. El entorno físico, la naturaleza en general, deben ser preservados como valores humanos en sí mismos, entendido esto como que de nada serviría conservar tales recursos si ellos no están al servicio de las personas, para mejorar su calidad de vida y para que los humanos puedan realizarse como tales. Los ecologistas no debieran convertir el medio ambiente en un fetiche, separándolo de lo principal que es hacer más placentera y vivible la existencia del hombre.

8. El ecologismo tiene por objeto convencer a la humanidad de la necesidad de construir una sociedad más sana y más amable para la convivencia. Por tanto, es equivocada la actitud confrontacional de quienes han hecho de la ecología no una ciencia sino un dogma.

9. Inspirar políticas ecológicas adecuadas debe ser producto del acuerdo de todos y no una simple proposición de grupos aislados. Los verdaderos ecologistas deben buscar tal acercamiento de posiciones para asegurar el éxito de tales políticas.

10. Como corolario habría que señalar que para mejorar la calidad de vida de las personas deben concurrir todos, con sus ideas y actos, tratando siempre de que éstos sean consecuentes con aquéllas.
Basado en el decálogo de Mapuche.


Para más información, entrad en El Blog Verde.

2 comentarios:

Jesús Rodríguez dijo...

tu blog (a diferencia del mio) es un geiser cultural... dios que de información.

Un saludo

Pak dijo...

Vaya, muchas gracias, aunque creo que eres muy duro con tu blog! ^^
Un saludo!