6.13.2011

Paleo-ley de Murphy, el remix

Aprovechando que está en marcha el II Carnaval de Geología en GeoCastAway y que su temática es "¿Murphy era geólogo?" se me ha ocurrido hacer un recorrido por una de las secciones más clásicas de este blog, y que mejor acogida han tenido por parte de geólogos, biólogo y paleontólogos: la Paleo-ley de Murphy.



Pero bueno, tendremos que empezar por saber qué es eso de Murphy. Yo no lo sabía, pero al parecer el tal Murphy existió de verdad, y se llamaba Edward A. Murphy Jr. Se trataba de un ingeniero que trabajó en experimentos con cohetes sobre rieles puestos en práctica por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1949, y que en cierta ocasión, durante unos experimentos, advirtió que se había producido un error en la instalación: cada sensor se había cableado al revés. En este momento Murphy formuló su famoso enunciado "Si algo puede salir mal, saldrá mal". Bueeno, en realidad hay muchas versiones sobre qué palabras exactas dijo Murphy en aquel momento, pero esta es la versión más popular.

A partir de aqui, se han desarrollado cientos de teorías de la Ley de Murphy aplicándolas a muchos aspectos de la vida cotidiana. Y como no podía ser menos, aquí hace 5 añitos empezamos a recopilar las que tenían que ver con la Geología y Paleontología.

El trabajo del paleontólogo, accidentado como pocos, empieza en el campo. Las prospecciones serían un primer paso, pero aun no las hemos tratado. Descubrir yacimientos, sin duda alguna, debe ser una actividad cargada de anécdotas dignas de Murphy. No en vano puedes estar durante horas rastreando una ladera para que luego te sientes a descansar, llegue tu compañero y vea una vértebra a tus pies. ¿Qué haces entonces? ¿Dices "ya la había visto"? ¿"Estaba esperando a ver si eras capaz de verla"? En fin...

Las excavaciones son una fuente inagotable de estas anécdotas, que hemos recogido aquí y aquí en una edición especial para la elaboración de momias o carcasas. Los procesos de preparación en el laboratorio son un sinfin de calamidades que podéis consultar en esta página y en esta otra.


Así que ya sabéis, id con cuidado, porque Murphy acecha en cada paper que estas escribiendo, en cada hueso que excavas o preparas, en cada yacimiento, detrás de cada bloque de arenisca... ...y no hablemos ya si encima eres becario.

Este post participa en el II Carnaval de Geología, cuyo anfitrión es GeoCastAway en esta edición.

1 comentario:

Nahum dijo...

A mi Murphy siempre me está atacando... la única suerte que tengo es que nunca como tostadas... y así nunca caen por el lado de la mantequilla.

Eso sí, cuando alguien dice que no encuentra nada, voy yo a su lugar a sacar las cosas... ¡que la gente no se fija nada! Jajajaja

Un abrazote!!!