8.22.2013

¡Raptor!

Sin duda los dinosaurios más terroríficos, da igual a quién le preguntes, son los "velocirraptores". Esta imagen terrorífica de estos dinosaurios terópodos (grupo al que pertenecen todos los dinosaurios carnívoros) se debe sin duda a su popularización como máquinas de matar en la película Jurassic Park (1993) y sus secuelas. En el film vemos como unos pocos raptores son capaces de matar a un montón de gente, en ocasiones incluso armados. ¡Y es que los raptores cazan en manadas! ¡Y son rápidos!

Que lista eres. Y mala.

En las películas, sin embargo, aparecen unos raptores grandes, de unos 2 metros de altura. Y si echamos un vistazo a algún esqueleto de Velociraptor mongoliensis veremos que no llegaba a los 2 metros... de largo! Si, con toda esa cola que tienen y todo! Por lo tanto, no eran tan grandes en realidad. Entonces... ¿a qué se debe todo esto?

El tamaño importa.

Tradicionalmente se ha excusado el tamaño de los raptores de la saga de Jurassic Park diciendo que se decidió agrandarlos para que resultaran más terribles… ¡nada más lejos de la realidad! Si alguien echa un vistazo a los diseños del Conceptual Art para la primera entrega, se dará cuenta que bajo el dibujo del Velociraptor un cartel reza “Deinonychus”. Si, eran plenamente conscientes de la confusión… solo que para entonces, más que confusión, era una hipótesis.

Dibujo del arte conceptual de Jurassic park (1993).
Si haces click verás que pone "Deinonychus". UCS & Amblin.

El gran paleoilustrador Gregory S. Paul, allá por 1988 publicó su famoso libro “Predatory Dinosaurs of the World”. El libro fue una verdadera revolución, puesto que Paul se atrevió a dibujar terópodos con plumas mucho antes de que llegara la confirmación desde Liaoning. ¿Lo cualo? Pues veréis, es que la "moda" de empezar a dibujar dinosaurios con plumas no es tanto una tendencia como una teoría que se confirma cada vez más. En estos yacimientos chinos de conservación excepcional se han encontrado dinosaurios terópodos de diversos grupos mostrando marcas de su piel. Y en muchas ocasiones esta piel muestra plumón como el de los polluelos, o plumas totalmente desarrolladas como en sus descendientes las aves. Pero a este tema volveremos luego...

El libro. Puedes pillártelo por Amazon aquí.

En el mismo libro, Paul agrupaba a Deinonychus y Velociraptor en el mismo género, Velociraptor, apareciendo en juego el Velociraptor antirrhopus como nuevo nombre para Deinonychus. El genial escritor Michael Crichton, a la hora de escribir su Parque Jurásico, se inspiró en trabajos de varios paleontólogos… incluyendo a Paul, como puede leerse en los agradecimientos. De hecho, en la novela, puede leerse un fragmento en el que el Dr. Alan Grant explica a Tim que los Deinonychus se consideran Velociraptores, ¡e incluso cuenta haber estado excavando una cria de "Velociraptor antirrhopus" en Montana! Crichton describe así a los raptores con 2 metros de altura, con todas las características de Deinonychus.

UCS &Amblin

No obstante, la propuesta no siguió adelante, y nadie en la comunidad paleontológica hizo caso de esta propuesta, ya que ambos géneros son demasiado distintos como para agruparse. En "El Mundo Perdido", de hecho, Crichton ya describe a los raptores con 1.80 metros de longitud, volviendo a describir un Velociraptor mongoliensis clásico. No obstante, para la película Jurassic Park, los velociraptores se hicieron siguiendo la premisa de que se trataba de Deinonychus… y tanto en la segunda entrega cinematográfica como en la tercera, este error se arrastra. Y es que, ¿quién da más miedo? ¿Un raptor alto como un hombre? ¿O uno que parezca un perro? Curiosamente, el término "raptor" se ha popularizado en divulgación para referirnos al grupo al que pertenecen Velociraptor, Deinonychus y otros parientes, los Dromeosaurios.

Terópodos de The Lost World: Jurassic Park (1997) reunidos para la foto familiar.

Y he aquí algo que también ha cambiado desde entonces: las plumas. Aunque Paul fuese un visionario atrevido y dibujase plumas por doquier, los abundantes hallazgos de terópodos con marcas de plumas han hecho cambiar la imagen de muchos dinosaurios carnívoros. Y si, los Dromeosaurios o raptores son uno de esos grupos. En varios miembros del grupo descubiertos en Liaoning se aprecian plumas de cobertera y plumas remeras (las que tienen las aves en brazos y cola). Siguiendo un criterio de mínimo cambio, esto sugiere que en todo el grupo estas plumas podrían aparecer. ¡Y esta hipótesis se refuerza aún más por el hecho de que en los grupos "hermanos" (aquellos que están emparentados con este grupo) también aparecen plumas!

Microraptor, un pariente de Velociraptor, chiquitin y con plumas remeras en brazos y piernas. De Liaoning, claro. Foto de Wikimedia.

Curiosamente, en Jurassic Park III (2001) se dio un "pequeño pseudo-paso adelante" al añadir a algunos raptores de la Isla de Sorna un penachillo de plumas. Lo cierto es que fue un atentado al cánon de las películas. Y si al menos los hubiesen emplumado más...

"¡Tengo penachooooo!". Imagen de UCS & Amblin.

La confirmación definitiva de que nuestro amigo Velociraptor tenía plumas (y además de las buenas) vino con una publicación en Science (una de las revistas científicas más importantes del mundo mundial). En esta publicación de Turner y colaboradores se explicaba como en muchas aves actuales, la ulna (nuestro cúbito, hueso del antebrazo) tiene una serie de bultitos, que marcan el lugar donde se insertan las principales plumas del ala. ¡Y esos mismos bultitos se hallaron en el antebrazo de Velociraptor! Asi que, efectivamente, Velociraptor tenía plumas.

A y B: ulna de Velociraptor. C en adelante: ave actual.
Los bultitos son menos prominentes, pero es que Velociraptor
no volaba! Fuente: Science.

Mucho ha cambiado desde 1993 y desde aquellos "raptores" terroríficos que acechaban a Lex y Tim en la cocina del Centro de visitantes de la Isla Nublar. Y desde entonces, 20 años atrás, nuestro conocimiento de los dinosaurios ha avanzado muchísimo. Sin embargo, Jurassic Park es una película que ha envejecido muy bien, ¿no creéis?

A partir de este viernes podréis volver a pasarlo mal en esta escena en pantalla grande. Y en 3D.
UCS & Amblin.

No hay comentarios: